Perfume


Carlos dio una pitada larga a su cigarrillo, guardó el humo unos segundos y lo largó sin apuro, formando una densa nube. Sus ojos la siguieron hasta que se disipó. Ahí se volvió de nuevo hacia mí y habló. Sigue leyendo

Anuncios