Visitas, intenciones y palabras

Hoy, este pequeño blog que hago desde Uruguay recibió sus primeras dos visitas desde Israel, donde alguien leyó Un casamiento sirio. Este hecho es, para mí, una maravilla del Cosmos.No es la primera vez que recibo visitas del exterior pero sí es la primera que me sorprende, del mismo modo que nos asombramos al descubrir detalles nuevos en una película que hemos visto mil veces.

¿SEO o no SEO?

Este espacio ha ido mutando con el paso del tiempo. Originalmente nació como un portfolio online en el que pondría en práctica algunos conocimientos de SEO adquiridos durante mis trabajos como redactor web. Y durante un tiempo, esa idea funcionó.

Ya sea por talento o por suerte, escribí artículos que se posicionaron en la primera página de resultados de Google y Bing, lo que debería considerar un éxito.

pingbacks y trackbacks - bing

Pero pronto descubrí que algo no me cerraba del todo. Y me aburrí.

No me malinterpreten: hay artículos de esa primera parte de la vida del blog que siguen trayendo visitantes y continúan bien posicionados para ciertas palabras claves. El caso es que en algún punto me di cuenta que no me interesaba escribir para atraer robots, o para ganar en esa competición imposible e interminable de alcanzar el primer lugar en la primera página de resultados de un buscador.

cuando alguien habla de nosotros - google

Así que induje al blog a un coma y lo vi envejecer en ese Universo aparte que es la red, a la vista de todos y oculto de todos.

otro blog en serio - google

Un día, sin ninguna razón poderosa, simplemente porque sí, anuncié un regreso que nadie esperaba. Y regresé. Y comencé a escribir lo que sentí que tenía que escribir y no lo que pensé que debía escribir. Puedo decir que ha sido la mejor decisión que he tomado en mucho, mucho tiempo.

De esa decisión surgieron dos de las entradas más populares: El domingo de la abuela, un cuento de corte costumbrista que narra las vicisitudes de una señora mayor durante una mañana dominical, y La casa en orden, una primera incursión en los relatos de suspenso. Y también mi favorito -probablemente porque nadie lo entendió- Dícese del karma.

De acá y de allá

Amén de los visitantes uruguayos, hasta ahora este espacio ha recibido visitas procedentes de España, Estados Unidos, Argentina, Colombia, México, Guatemala, Venezuela, Ecuador, Puerto Rico, Perú, Italia, Bolivia, Hungría, Chile, Suiza, Alemania, Israel, El Salvador, Honduras, Costa Rica y Canadá.

Pienso poner una agencia de turismo

Además de la satisfacción de escribir cosas que me gustan, lo más gratificante ha sido comprobar que esto de Internet y la aldea global tiene, al menos, un aspecto positivo: el poder llegar a personas de distintas procedencias, gustos y opiniones, y compartir con ellas algo que nace de un acto de amor.

Escribir lo que quiero me ha permitido descubrir y leer a internautas con un talento increíble que, desde su lugar del mundo, intentan llegar a otros con sus palabras. Compañeros, sin saberlo, del viaje que iniciamos al volcar nuestras inquietudes a la red.

Vuelvo al principio. Hoy, alguien en Israel decidió leer “Un casamiento sirio” en un blog uruguayo. Los invito a trazar un mapa mental. Creo que eso no dejará de maravillarme nunca.

Hoy vislumbro una luz a lo lejos; casi una certeza. Al comienzo, el desafío fue ver qué tan lejos podía llegar haciendo lo que sabía hacer. Hoy, el desafío es ver qué tan lejos puedo llegar haciendo lo que quiero hacer.

Hasta la vuelta.

Anuncios

Me interesa saber qué pensás. Sí, eso también.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s