Un casamiento sirio

Quizás hayas visto esta foto últimamente. Muestra a un niño sirio durmiendo entre las tumbas de sus padres y luego de su publicación se volvió un éxito en la red en cuestión de horas (*).

Niño duerme entre las tumbas de sus padres

Tomémonos un momento para reflexionar sobre esta imagen. Un niño huérfano, que probablemente no tenga quién cuide de él, yace durmiendo entre los cuerpos recién enterrados de sus padres. Las monstruosidades de la guerra le han costado su inocencia, su futuro y su pasado. ¿Sin dudas se trata de una fotografía estremecedora, no?.

¿Niño sirio?

“¡Mira, mamá! ¡Estoy en Internet! ¿Mamá? ¡¿Mamá?!”

¿Qué tal si te digo que los padres de este niño no han muerto? ¿Y que el pequeño ni siquiera es sirio?.

¡¿Cómo?!

Las circunstancias de la primera foto son producto de la decisión consciente del fotógrafo de obtener una imagen determinada. Podrían ser reales. Sin embargo, la instantánea del pobre huérfano haciendo frente a los horrores de la guerra es falsa. Esto no impidió que la imagen circulara por las redes sociales durante varios días, a pesar de los intentos del autor por aclarar la confusión.

La siguiente es una fotografía que quizás no hayas visto.

Un casamiento sirio

En este caso, la persona detrás de la cámara también tuvo la intención de capturar una imagen determinada: una pareja celebrando su amor en un lugar público donde, casualmente, la gente acude a contraer matrimonio. Sacó la foto y la subió a Facebook segundos después. Es lo que tiene la tecnología moderna, podemos compartir lo que hacemos al momento, sin tiempo para meditar o filtrar.

Durante los primeros minutos no pasó nada. Pero luego, dos conocidos se sumaron a la broma y dejaron sus comentarios al pie de la fotografía. Y eso fue suficiente para convencer a conocidos, amigos y familiares de que me había casado.

Algunos casos son comprensibles. Muchas veces aceptamos como contactos en las redes sociales a personas cuya presencia tiene cierta influencia en un momento dado de nuestras vidas. El tiempo pasa y esa presencia/influencia se debilita, pero el “vínculo” virtual permanece. La falta de conocimiento sobre la vida diaria del otro y la ausencia de comunicación periódica hace que uno pueda confundirse y aceptar como ciertas algunas cosas sobre los demás que no lo son.

Lo de los amigos y familiares es algo que, lisa y llanamente, considero inaceptable. No por el hecho de que piensen que contraje matrimonio sin avisarle a nadie -cosa que bien podría hacer con todo derecho- sino por algo mucho más simple y mundano.

¿Podemos creer todo lo que vemos en las redes sociales sin confirmarlo? ¿Podemos asumir ciertas actitudes, reclamar e indignarnos por una fotografía?

Hoy me sucede que visito redes sociales y sitios de noticias, miro la televisión o escucho la radio, y el niño “sirio” -durmiente, desolado y huérfano- está en todos lados. No literalmente, claro, pero me cuesta definir qué creo y qué no. No voy a ahondar sobre las mil y una derivaciones que tiene el tema de la “verdad” en los medios masivos de comunicación; ya sabemos que la objetividad no existe y que todo es una interpretación.

¿Es una invitación al escepticismo más radical e intransigente? Pues no. En algún lugar de mi ser guardo la intención de creer que lo que veo en la red, lo que me muestran los medios, lo que me cuentan mis vecinos, es real. O por lo menos, que hay en ello un grado importante de honestidad y veracidad.

No estaría mal, eso sí, que antes de dar por sentadas ciertas cosas, nos tomemos la molestia de verificar la información antes de ventilarla o indignarnos por ella. Especialmente cuando conocemos a las personas involucradas y no tenemos más que hacer que llamarlas para confirmarlo.

Todo esto quiere decir que no me casé. Todavía. En resumen…

Amigo/a: pregunte que no molesta.

Hasta la vuelta.

(*) Fotos: https://twitter.com/abdulaziz_Photo

Anuncios

Un pensamiento en “Un casamiento sirio

  1. Pingback: Visitas, intenciones y palabras | Pablo Tassani

Me interesa saber qué pensás. Sí, eso también.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s